Luego se dirigió a la gente y dijo: "Habéis salido a prenderme con espadas y palos como si fuera un bandido. A diario he estado enseñando en el templo, y no me apresasteis. Pero todo esto ha ocurrido para que se cumpla lo que escribieron los profetas". Entonces todos los discípulos lo abandonaron y huyeron. (Mt 26, 55-56)

lunes, 16 de mayo de 2011

"Canijas Forever" y la verdadera esencia de nuestra Hemandad

 








A través del grito de guerra futbolero "Canijas forever", nuestras divertidas hermanas, pertenecientes al Grupo Joven de la Hermandad, se propusieron jugar contra los demás grupos que se organizaron con motivo deuna de las actividades organizadas en torno a la Cruz de Mayo de este año. Y lo cumplieron. Uniformadas para la ocasión con la ropa deportiva de la Hermandad, unidas en la alegría y en la amistad, nos demostraron al resto de los paricipantes en qué consiste trabajar en equipo con tesón, firmeza y sin complejos para conseguir hacer realidad nuestros deseos.








No nos quedamos cortos los demás participantes, que acompañando a las "canijas forever" en su alegría, volvimos a recordar (los menos jóvenes) aquellos momentos de ilusión vividos en grupo cuando golpeábamos la pelota incansablemente sin que nos estuvieran esperando en casa nintendos, play stations o endiabladas maquinitas enajenadoras de la persona.

Y qué decir de nuestros peques, que ni Ronaldos ni Messis le pusieron más ímpetu en poner a rodar el esférico y celebrar sobre el césped los triunfos efímeros.








Estuvo bien, muy bien. Un grupo heterogéneo de la Hemandad: componentes de la Banda, miembros de Junta y colaboradores, jovenes y pequeños, padres, madres de ambos, y, por supuesto, ellas, las "canijas forever" como símbolo de la unión que debe permanecer en la verdadera esencia de nuestra Hermandad.

Esto sí es vivir en Hermandad. Gracias. Sin duda alguna, lo repetiremos... ¡GRACIAS!