Luego se dirigió a la gente y dijo: "Habéis salido a prenderme con espadas y palos como si fuera un bandido. A diario he estado enseñando en el templo, y no me apresasteis. Pero todo esto ha ocurrido para que se cumpla lo que escribieron los profetas". Entonces todos los discípulos lo abandonaron y huyeron. (Mt 26, 55-56)

martes, 5 de febrero de 2013

Desde una paleta de color: el alma, lo idealizado


        Ayer lunes, 4 de febrero, NHDª Inmaculada C. Muñoz Mateos, ex-camarera de NP Jesús Cautivo y Licenciada en Historia del Arte, se encargó de la presentación de Dª Nuria Barrera Bellido, Licenciada en Restauracion y Conservación de Obras de Arte, restauradora, pintora y cartelista y autora del Cartel de la Semana Santa de Sevilla 2013.

 Nuria Barrera inició su charla advirtiéndo de su debut como ponente, de lo interesante que le pareció el proyecto de la Escuela de Formación Cofrade y de que hablaría de la pintura, es decir, de lo que sabe. En los sótanos de la Facultad de Bellas Artes descubrió imágenes religiosas de excelente calidad, y al aprender a restaurarlas aprendió también las técnicas usadas en siglos pasados por artistas de renombre. lo que le resultó muy útil al utilizar esos conocimientos en el desarrollo de su vocación pictórica. De la misma forma que le ha ayudado también en su permanente proceso de aprendizaje su trabajo como docente. 

Durante su intervención, Nuria nos fue adentrando cronológicamnte en sus diferentes obras. Entre sus trabajos artísticos, destacó su primer encargo (la portada del Llamador de papel de 2006)numerosos encargos en el ámbito de las Cofradías. 

Como cartelista, se refirió al de la Velá de Santa Ana, su primer cartel, adjudicado en concurso o el del Real Club de Enganches, un encargo que recibió para la feria de 2007. Pero el reto personal lo supuso el cartel de la Esperanza, un encargo de su querida Hermandad de la Macarena. 

 Por otro lado, la imagen del Cachorro ha sido un tema recurrente en su obra: un busto, un impresionante escorzo del Cristo en la cruz y el Cartel de la Bendición de la Basílica, que para Nuria le ha marcado personalmente, según confesó. 
Nuria mostró a los asistentes el proceso de creación de un cuadro de la Virgen de la Estrella, desde el primer dibujo a la realización final pasando por las “manchas” iniciales de color al desarrollo del tocado y resto de fases. Habló de modelado más que de pintura, pues el óleo aún fresco permite trabajar el volumen de la obra casi en tres dimensiones.
Por útlimo, tras una enumeración de imágenes realizadas por encargo, Nuria finalizó su intervención indicando que no sólo trabaja el óleo sino también el dibujo, por ejemplo el carboncillo sobre cartón y descubrió otra faceta de su trabajo: el paisajismo urbano. A raíz de ahí se inició un diálogo entre los asistentes y la ponente que enriqueció sobremanera al acto.